FELIZ SOLSTICIO DE INVIERNO













O Feliz Navidad, que aquí hay gusto para todos.

Ah, y como veis en la foto, no os fiéis de Papá Noel que siempre me ha parecido un tipo algo sospechoso.

Un abrazo para todos los amigos de El Zoquete.

THE FLIGHT OF THE CONCHORDS



















Gracias al boca-oido, he dado con uno de los grandes descubrimientos de estos últimos meses. Quienes disfruteis de TNT en Canal + ya los conoceréis. Si no, haced como el que suscribe y entrad en Megavídeo o lanzáos a hacer esas cosas malas que la innombrable os prohibe. Sea el método que utilicéis, atreveos con The Flight of the Conchords.

No es una comedia de situación al uso. Tampoco se trata de un reality y, quizás, a su manera, sea una sucesión de videoclips muy alejada de los parámetros de la MTV. También podría ser una paja mental o un friki-show. Sea lo que sea, a mí me tiene enganchado.

Jemaine y Bret son el dúo "The Flight of the Conchords". Provienen de Nueva Zelanda y llegan a Nueva York. Allí cuentan con la terrible ayuda de su incompetente representante y con el incondicional apoyo de su club de fans, formado únicamente por Mel, una persistente gruppie a tiempo completo. La serie (dos temporadas y sin anuncio de continuidad) trata sobre sus infructuosos intentos de triunfar como grupo y así salir de un agujero existencial de enormes dimensiones.

Os dejo una escena del primer capítulo, para que os hagáis una idea de qué va el paño. Os animo a seguir esta serie y, a ver si hablamos de ella, que hay tertulia.



Y PONLE SELLO





















Ayer le envié un SMS a una amiga. Le decía: "Envíame tu correo electrónico. Carlos" Mi intención era pasarle un vídeo con imágenes de la cuadrilla de hace ya un par de años y medio. Suponía (supongo) que le iba a hacer ilusión, sobre todo el hecho de comprobar cómo habían crecido los pequeñajos en ese medio lustro, con cambios espectaculares.

La respuesta fue inmediata: "Mi correo es C/ ... Nº2, en ..., la Rioja. Y que no se te olvide pornerle sello". Una respuesta inteligente a una demanda muy zoqueta. Ya tengo ganas de verla en persona para que me ponga a bajar de un burro.

Yo había dado por hecho que todo quisque de mi generación y entorno tenía ya pie y medio en el callejón de las Nuevas Tecnologías. Pues no es cierto. Ni mucho menos. Hace poco participé en un curso de "Web 2.0" y, siendo prácticamente el más pureta de todos los participantes, casi ningún compañero tenía (y no pretendía tener en el futuro) intención de contar con un correo propio o un blog; y ya no digamos nada de una cuenta Facebook o de "Twitear". Obviamente nada de esto es obligatorio. Faltaría más. Como tampoco lo fue pasar de la diligencia al coche con motor de explosión.

A veces, esto de correr detrás de las Nuevas Tecnologías es igual que intentar conseguir cada septiembre una tableta de chocolate en los abdominales: un brindis al sol. Pero, por otro lado, da rabia haber llegado un poco tarde a este fascinante mundo virtual. Lo que les espera a nuestros hijos no dejará de ser terrorífico (perderán toda intimidad, como mal menor) pero disfrutarán de unos retos tecnológicos para los que aún no nos alcanza la imaginación.

En fin, como mi amiga hace bien en poner una vela a Dios y otra al Diablo, al poco rato me envió otro SMS: "Anda, pídeselo a tu amigo..., que como es de Calahorra, está más al día que yo".

Genio y figura.

ARCADE FIRE

















A mi blog musical de cabecera, INDIECACIONES, le ha dado por hacer una encuesta y elegir la lista de los 100 mejores discos de la década. Aún no se han enterado que la década termina el 31 de diciembre de 2010. El año que viene le puede dar a medio mundo por sacar los mejores discos de la década. Son muy majos en este blog, pero un poco cabezotas.

Toda lista de los 100 mejores "loquesea" está condenada a la polémica. Es un blog de música indie y lo que verás por ahí parece a veces música de Plutón. Pero lo que es curioso, y sigo el desarrollo de esta encuesta desde hace un par de meses, es que la coincidencia por el Álbum número 1 ha sido abrumadora: FUNERAL, de Arcade Fire. Le he dado mil vueltas a éste y al siguiente disco, Neon Bible. Y no les cogía el tranquillo hasta que los vi por Youtube. No les niego las virtudes musicales, tienen canciones muy buenas, pero, al final, me parece un grupo "de pose". Tienen buenas colaboraciones con U2 y David Bowie y deberíais echarles un vistazo.

Os pongo una actuación en el Show de Letterman donde tradicionalmente los grupos, tanto novatos como consagrados, suelen echar el resto.



NOTA: He intentado que el nuevo formato del Blog se vea bien en Explorer. Me he pasado unas cuantas horas arriba y abajo y no he podido. Con Safari, Firefox y Google Chrome se ve de primera. Así que adivinad qué os recomiendo, porque tengo la paciencia muy justita. Obviamente, esto es otra maniobra de Google S.A., el verdadero Gran Hermano y del que me voy a ir muy pronto.

LOVE IS EVERYWHERE















O... donde menos esperas, salta la liebre.

La palabra "navegar" por la Red es sugerente y explícita, pero he de confesar que lo que yo suelo hacer es "divagar" por este mundo virtual. Bueno, también navego, pero más como corsario de muñón y garfio que como pescador de altura. Tengo entre mis "favoritos" un montón de caladeros de fotos e imágenes curiosas que se renuevan cada día con aportaciones anónimas de gente tan pertinaz como el que os escribe. Y esto es tan sencillo como terriblemente efectivo: le das al botón derecho, "guardar como..." y ¡hala!, al zurrón.

Mi cueva de Alí Babá se llama "Fotos varias" y ahí tengo de todo: técnicas impecables, enfoques imposibles, encuadres heterodoxos pero, sobre todo, instantes irrepetibles. Un fotógrafo puede aprender todos los rudimentos de su arte, seguir todos los consejos de su maestro y absorber el talento de sus colegas. Pero lo que le permitirá atravesar la línea mágica de la excelencia es que le toque la lotería de esa décima de segundo inalcanzable para todos los demás.

Uno de esos "instantes" es el de la fotografía de arriba. La "guardé como..." el pasado 1 de agosto de la edición digital de "El Mundo". Estoy buscando a su autor, pero parece ser que la imagen ya no es de su captor, sino del Diario que la utiliza (lo habitual, como nos demostró J.J. Jameson, jefe del Daily Bugle y de Peter Parker-Spiderman).

Mirad esa mirada de fuego, a tricornio quitado, de la guardiesa. Y ese gesto casi asustado de su objetivo carnal, que pensará "la que me espera cuando rompamos filas". Después, todos los compañeros que miran para otro lado, ruborizados y conscientes del incendio sexual que se prepara.

Todos excepto, quizás, el rival o el tímido que, por fin, se atrevió a confesarse y decirle a esa chica, el día de la graduación: "Mira, rubia, que estoy loco por tí". Tanto tiempo esperando a su momento, se quita el tricornio, del cual le queda la pertinaz marca, y ¡zas!, el mundo que se le cae encima.

He aquí un señor instante, hallado en algo tan banal que se repite cada fin de curso y que supone una rutina agosteña para los profesionales de la cámara. Y el gordo cae en pleno verano. Pero el premio se lo quedará el J.J. Jameson de turno (o el P.J. en nuestra versión cañí).


NOSOTRÄSH

Uno de los grupos de referencia en la bisagra de siglo y milenio hispano. Estas gijonesas nos traen recuerdos de aquellos grupos con o de chicas: Penelope Trip, Undershakers o Fresones Rebeldes, que animaban la escena "indie" de aquellos años y a quienes tanto deben las solitarias Russian Red o Anni B Sweet. Arrancaron en 1998 con discos frescos y divertidos como "Nadie hablará de Nosoträsh" y cerraron su trayectoria con un espectacular "Cierra la puerta al salir" (2005). En medio, el disco que sobrevive un poco huérfano de ellas en mi MP3: "Popemas" (2002): 19 bombones de licor y una enorme trufa de puro chocolate: el himno "Tres tristes Tigres".

Nunca ha sido uno de mis grupos favoritos, pero siempre las he admirado por una razón: su valentía para rasgar cuatro (ni uno más) acordes, soportados por un 4x4 "chispún chispún", para lanzarse por esos escenarios del diablo. Una muestra de que no hacen falta grandes virtuosismos para ir dignamente por la vida, sino muchas ganas por contar algo interesante.


AFGANISTAN / IRAK TREK








¿A que acojona? El Emperador Obama se dirige a sus marines imperiales antes de acometer su nueva aventura en la Enterprise.












Pero no les espera el espacio infinito, sino polvorientos caminos e iracundos cultivadores de opio incrustados en montañas inaccesibles. Guerrilleros llenos de odio que los esperan Kalasnikoff y cuchillo en mano. Muchos de estos soldados estelares no volverán. Quizás por eso humillan su cabeza, pensando en sus padres, que ya empiezan a rezar por ellos.

¿A quien le tocará la lotería de la mina escondida o el balazo traidor?












¿Que poseedor del Premio Nobel de la Paz firmará con su mano recia la orden de incorporación a la batalla?











¿Realmente sabéis donde vais? ¿Qué os parece tan divertido?













¿O alguien os ha contado que seréis protagonistas de una película de Stallone o de un mal chiste?














Reportaje fotográfico original en La mesa de Luz
____________________________________________________________________________

PREGUNTA

¿Quien de vosotros, amigos lectores, cobra por vuestro trabajo pasado?
















Presto este espacio a Enrique Dans. No suscribo todo completamente, pero...



"Hoy se ha producido uno de los más lamentables espectáculos de la historia de la democracia española: un gobierno que produce auténtica vergüenza, aprovechando la tramitación de un anteproyecto de ley denominada “de economía sostenible”, ha colado de rondón en ella una serie de medidas completamente injustificadas en las que consagra un auténtico golpe de estado digital: la posibilidad de cerrar páginas y expulsar a usuarios de Internet con la excusa de los derechos de autor. Un movimiento que pone los pelos de punta y los derechos de autor completamente por encima de los derechos fundamentales de los individuos, que permite cerrar cualquier página alegando una violación de los derechos de autor. El copyright como mordaza a la libertad de expresión. ¿No me gusta tu blog? ¿Tu página? ¿Tu empresa? Te denuncio por cualquier tipo de infracción en materia de derechos de autor.

Lo peor es la enorme tomadura de pelo y la ofensa a la democracia que esto supone: en el texto que el gobierno publicó después de la rueda de prensa del consejo de ministros con los puntos principales no se comentaba NADA sobre el tema de la propiedad Intelectual, ni en la página, ni en el pdf. Ha sido anoche, cuando el gobierno envió a las redacciones de los medios un pdf con todas las medidas, cuando algunos periodistas como Ramón Muñoz han visto y comentado las medidas: ese infausto “quinto punto” que autoriza a los “organos competentes” a cerrar una página web, establecido como “la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual” ha aparecido “misteriosamente”, completamente “de tapadillo”, dejando claro cuál es el nivel de respeto de este gobierno hacia sus ciudadanos.

No es el gobierno del pueblo, es el gobierno de la SGAE, de EGEDA y de La Coalición, que pueden llegar, meter su pluma en una ley que ya ha pasado por el Consejo de Ministros, y poner en ella lo que les venga en gana, aunque esté completamente en contra de los intereses y los deseos de la ciudadanía y sea simplemente un torpe intento – el enésimo – de proteger los negocios de unos pocos, de ir en contra del progreso alegando las mismas estupideces patéticas de siempre: que “en cinco años no habrá canciones ni música“… que no me hagan reír: en cinco años habrá más y mejor música, porque ya van más de cinco años que esto existe, y los únicos que están en crisis son los parásitos de la música. Desde que esto empezó, hay más y mejor música. Los artistas, mira tú por dónde, ganan más. Pero no nos engañemos: esto no tiene nada que ver con las descargas de música, ni con el P2P: esto es un intento por controlar la información, por poder silenciar las opiniones que no nos interese oír, por callar a las voces discordantes. No hace falta ni ir al juzgado: el ministerio de Cultura se ha puesto todas las competencias, como obligar a los prestadores de servicio a revelar las direcciones IP de sus usuarios: Olcese, Guisasola o Bautista, consagrados como “órgano competente”, por obra y gracia de un punto colado de rondón. Impresionante.

Este no es mi gobierno. Esto no es una democracia. Si este país tuviese lo que hay que tener, el sinvergüenza que ha permitido la aparición misteriosa de este “quinto punto”, que ha llevado a cabo este atropello a la democracia, tendría que estar dimitiendo mañana mismo. Esto es equiparable a un auténtico golpe de estado digital, es uno de los episodios más impresentables y alucinantes que hemos podido ver como nación supuestamente en democracia: las leyes no las tramitan los ministros ni el Parlamento, las tramitan los talibanes de los derechos de autor, y hacen con ellas lo que les da la gana sin encomendarse a dios ni al diablo. Se publican, y a correr: lo que opinen los ciudadanos, da exactamente igual.

Es el gobierno de Los Otros: están muertos, pero no lo saben."

_________________________________________________________________________________

P.D. Perdonad quienes no hayáis visto "Los Otros", pero, "el que no haya ido, tiempo y lugar ha tenido".

_________________________________________________________________________________

AÑOS DESPUÉS













Vuelven al lugar del crimen. Fotos de actores recreando sus mejores papeles.

¿Reconocéis a todos ellos y las películas en cuestión?

Famous Actors and Actresses in Their Famous Roles (27 pics)


______________________________________________________________________

AHORA LO ENTIENDO


















No, si cuando te lo explica alguien que sabe, te queda todo más clarito. Es de cajón que la asignatura la hace el profesor. Las matemáticas no son difíciles. Lo que ocurre es que jamás encontraste al buen maestro que te las supo explicar bien.

Ayer me pasaron este vídeo. Qué interesante. La pena que muchos africanos no tengan acceso a Youtube. Se iban a enterar de por qué ellos no pueden utilizar preservativos.




NUDOZURDO

Otro grupo que no estará en ACTUAL 2010 y que se merecía un huequito (si de "actualidad" estamos hablando). No pasa nada, porque seguramente será de los fijos en muchas Festivales "indie" del verano y, con suerte, algún concierto de ellos caerá por aquí cerca

Mientras tanto, disfrutemos de la joya oculta (invisible para algunos programadores) de nuestra televisión, esos momentos que te sorprenden en horas de brujas: Los Conciertos de Radio 3.



CAMBIO DE DISEÑO

Cambio la plantilla y el aspecto del blog porque antes, con el negro elegante y el brillo de la pantalla, no veía un pijo. La presbicia del cuarentón acecha a la vuelta de la esquina y, entre cambiar de sitio el ordenador y la lámpara o buscar otra plantilla, la elección es obvia. Espero que, al menos no os disguste y, si es así, hay muchos modelos más en la red. A mandar.

Ah... el acceso a los comentarios está justo debajo del título de cada entrada

____________________________________________________________________________________________________

¿ACTUAL?




















Siempre espero con cierta ansiedad el programa de ACTUAL. Suelo confiar en sus programadores, sobre todo en sus apuestas por las novedades que proponen. Se trata de un Festival que cuenta con la especial ventaja de inaugurar el año en cuestión y, así, tiene el privilegio de ser la punta de lanza para el resto de Festivales de la temporada. Pero me da la sensación que, año tras año, y por motivos ocultos, pierde esa ventaja y se hunde un poco más en ese punto medio de "ni frío ni calor"

En el viejo Iberpop o en el presente Actual hemos podido descubrir artistas que daban sus primeros pasos y al verano siguiente arrasaban estadios (Héroes del Silencio, Estopa, Bebe, Franco Battiato...). Eso sí que eran órdagos con 32 de últimas. Junto a ellos, una pléyade de grupos desconocidos o malditos que nos han hecho pasar ratos inolvidables

En cambio, este año, Actual se basa en unos raperos que no han sacado nada desde los ´80 (DMC Run of DMC), dos grupos insistentemente repetidores o “de plantilla” (Muchachito Bombo Infierno y El Bicho), tres ofertas presuntamente moviditas pero que creo que a la cuarta canción nos van a aburrir (Imelda May, Eli Paperboy Reed y Go¡ Team) o virtuosos del swing, pero cuyos Cd,s ya cogen polvo en las estanterías (New York Ska Jazz Ensemble). A la novedad del rockabilly, el soul o el jazz académico que todos estos grupo representan, se añade que a Luis Auserón lo sacan del formol y nos lo plantan aquí.

Las nuevas apuestas españolas (Yani Como, Joe Crepúsculo, Biggot o Boat Team), a la trastienda de las visitas molestas que parece ser la “matiné” del día 5 (éste es el día que no me gustaría perderme). Luego, el “quedabién” con el terruño, a partir de los grupos riojanos Malcama y Naive. O la alternativa étnica de “Afroka” y de “Cicolabili”, que quizás sean las sorpresas del festival.

Me explico: Este es un programa muy completo y aseadito. Está preparado para pasarlo bien todas las noches en el Palacio de Deportes o en las salas alternativas. Toca todos los palos musicales (excepto el Heavy, a ver si se acuerdan de Infamia, que ya merece una pequeña oportunidad en el Festival riojano) y no se descose por ninguna de sus costuras. Pero... no hay ninguna apuesta. No veo el grupo que arrasará el verano que viene. Y eso es, creo, lo que atraía la atención por ACTUAL.

¿Qué echo en falta? Sin duda, Klaus & Kinski, Souvenir, CatPeople, Sunday Drivers, Delorean y (¿por qué no, que tienen 800.000 euros de presupuesto?) Arcade Fire, Arctic Monkeys, Glasvegas o Vampire Weekend.

Esto de los Festivales es como la Selección Nacional: cada persona tenemos una plantilla en la cabeza. Por eso no se puede criticar negativamente a los programadores. Sin duda, trabajan para lograr el mejor producto para todos. Pero, obviamente, siempre estarán en la cuerda floja y se arriesgan a todo tipo de juicios. Esta edición quizás no pase a la Historia, pero no seamos cenizos y, al menos, vayamos un par de días a disfrutar de buena música y a saltar un poco, que ya es suficiente. Y baratito, casi regalado.

Nota: de la presentación de este año y del Cartel anunciador, no me vais a sacar una opinión ni con la gota malaya.














_________________________________________________________________________________

BIENVENIDOS



BIENVENIDOS A


"EL ZOQUETE"

COMPAÑEROS DE CURSO

WEB 2.0

__________________________________________________

CUESTIÓN DE FE












Cuando comencé este blog me propuse intentar no escribir nada relacionado con el fútbol, la política y la religión. Las tres areas se basan en la fe y no en la razón. El que nace musulmán o católico, de derechas o de izquierdas y del Barça o del Madrid, ahí se queda, de por vida, sin pensar en ninguna posibilidad de cambio. Ahí no hay nada que discutir.


Pero hoy no he podido evitar escribir algo de fútbol. Y todo gracias a ese antiguo genio y ahora “entrenador” que se llama Maradona. Este es un caso curioso que únicamente se da en el balompié: parece ser que hay quien cree que el que ha sido un gran futbolista podrá ser un (gran) entrenador sin haber estudiado o trabajado nada para ello. Es como si pensáramos que un virtuoso del violín podrá dirigir la Filarmónica de Viena o que un estupendo albañil podrá diseñar una nueva T4 por ciencia infusa. Si a ello le añadimos los antecedentes del personaje, su policonsumo, sus continuas recaidas y su incapacidad para retomar su vida personal y pública, darle la batuta para coordinar una de las mejores selecciones mundiales me parece algo fuera de toda lógica (cuestión de fe).

¿Y qué ha conseguido hasta ahora como entrenador? Pues clasificar a Argentina por los pelos, mandar a mamarla a Parla a la prensa y conseguir una sanción chorra (dos meses de exilio, justo el tiempo en el que no tiene ningún partido) para su currículum. Y ahí estaba, en el Calderón, todo ufano e hinchado. Me temo que ese superego sólo servirá para hundir al que debería ser el alumno que supera al maestro, enviándolo a trotar por el campo como un pollo sin cabeza.

Y luego, esa frase que marca un ideario totalmente incompatible con lo que ofreció como futbolista: “Argentina siempre juega al límite”. ¡Que no te enteras! A lo que tiene que jugar es... ¡al fútbol!


Maradona ha sido fútbol, D10s y (al tiempo) acabará siendo político. La trilogía fideista. Pero, como fútbol es fútbol, Argentina ganará el Mundial.


LA REINA DEL BAILE

Me gusta U2. Me parecen grandes compositores, virtuosos instrumentistas y tienen un sentido del espectáculo musical impresionante. Saben lo que hacen y (si Bono no desbarra), saben lo que dicen. Hace poco, escuché una entrevista de hace ya algunos años. Y a la pregunta de ¿qué canción os hubiera gustado componer?, Bono, con el asentimiento rotundo de los otros tres contestó: "Dancing Queen, de ABBA. Es la canción perfecta". ¿ABBA, esos que cantaban "Chiquitita", sobre plataformas, con trajes de colorines, hombreras y pelos cardados? No me lo podía creer.

Pero como los prejuicios están para quitárselos de encima, empecé a bucear por Internet. Y encontré un material extraordinario sobre la Reina del Baile:

Por supuesto, ABBA



U2, mostrando coherencia:




La frikigayversión de Jimmy Sommerville y los Communards (qué castas)



Y la versión que ya me quitó el último prejuicio, Sunday Drivers. Aunque cometen un error de bulto: si algo caracteriza a "Dancing Queen" es que ¡comienza con el estribillo!



__________________________________________________________________________

AQUEL RITMILLO





















A pesar de ser algo muy de Calahorra y ya que este panfletillo lo leéis cuatro amiguetes de casa, la mayoría con cierta edad cumplida, confío en que lo recordéis:

Ayer pasé por donde cruzamos todos al menos una vez al día, por el paso de cebra del semáforo del Mercadal. Veréis que el local de Halcón Viajes ha quedado vacío, por traslado a otra ubicación. Y claro, uno tiene ya casi más recuerdos que futuro y se me precipitó la imagen de lo que hubo allí en mi más tierna pubertad: la Academia de Guitarra de Manolo Ortiz.

Con todo el sacrificio económico de mis padres, después de la consabida tabarra con la que conseguimos los caprichos de la vida, acabé inscrito en la academia de Ortiz. Allí me presenté, agarrado a una brillante guitarra bicolor y embutido en mi chupa negra de plexiglás con relleno de espumilla. Pongamos que yo tenía unos doce o trece años. Allí estaba Manolo, sentado de frente a la puerta por donde irrumpíamos una chavalería gritona e hiperactiva. Nos recibía rodeado por una niebla de humo de Ducados, los cuales empalmaba a una velocidad frenética, sin dejar un sólo momento de rasgar las cuerdas. Tenía unos dedazos enormes y un pulgar con una uña tan impresionante como la bondad que destilaba en cada palabra y en cada gesto. Al fondo, en una mesa camilla con brasero, nos contemplaba su madre, que acababa siendo la de todos los que nos refugiábamos en ese local de humo, música y cariño. Un ambiente muy agradable, aunque hoy no hubiera pasado ninguna prueba de prevención tóxica.

No veía la hora de que acabara el colegio (las "permanencias") y poder entrar allí. Pero no todo era maravilloso: tras las primeras lecciones y una vez que comprobaba que ya teníamos los dedos lo suficientemente duros como para partir un lápiz con las yemas, nos introducía en aquel repertorio del cual ya nunca más íbamos a salir: "Islas Canarias" "Perfidia" "Ojos negros" o "Ansiedad". De los Rolling Stones o Led Zeppelin, ni una. Es más, Ortiz establecía una frontera: si aguantabas un par de meses con el ritmo del 33, podías cruzar el umbral de los arcanos de la guitarra. Si no, a tu casita, que ya habría otro esperando a entrar en la Academia del Humo.

"Treintaytrés, treintaytrés, treintaytrés" ... aquel ritmillo servía para el vals, la polka, la jota aragonesa y cómo no, para las canciones de la tuna. Yo le tenía mucho cariño a Ortiz y a su madre, pero , obviamente, me dominaba el hormigueo hormonal y el rock duro de aquellas cintas de cassete conseguidas apretujando el grabador contra la radio de mi hermana. Pasé la prueba del "treintaytrés", pero poco más. Puse la cejilla y conseguí que me sonara el acorde de Fa Mayor y el de Si m. Y ya está. Con ese bagaje, abandoné y comencé otra afición que compartía con mis amigos: perseguir chicas con uniforme de cuadritos y chaqueta marrón.

Muchos años después he descubierto qué me faltó para haberme enganchado definitivamente a la guitarra: una motivación completamente opuesta a la imagen de esa docena de oscuros grajos con leotardos cantando "Clavelitos"(con uno de nuestros lectores a la pandereta, que todos tenmos un pasado). Manolo se equivocaba insistiéndonos con Antonio Machín y Los Panchos. Ahora, en 2009, el añorado Manolo Ortiz nos habría sintonizado nuestro ya imprescindible Youtube y nos presentaría a Anni B Sweet. Y a todos aquellos sacos de testosterona que asistíamos a ese local al otro lado del semáforo, nos hubiera propuesto soñar con acompañarla a la guitarra.

Y jamás habría abandonado esa bendita afición para acabar abrazando farolas el resto de nuestra adolescencia.


___________________________________________________________________________________

EL ÚLTIMO ROMÁNTICO














Anoche convoqué un "brainstorming" familiar acerca de profesiones imposibles (esas ocupaciones por las que ningún patrón pagaría un euro a un obrero). "Pastor de Caracoles", "Pulidor de esqueletos", "Dentista de lombrices", "Terapeuta de parejas en el Arca de Noé". En fin, perlas de este tipo.

Todo ello vino a raiz de este artículo de la revista Consumer. Se trata de una entrevista con Fernando Roch, que se autodenomina URBANISTA. En la primera frase del artículo se define el objetivo de esta profesión como "construir ciudades donde los ciudadanos sean felices". ¡Toma ya, y me reía yo imaginando al pastor de caracoles por la pradera! En realidad, este señor es catedrático de Urbanismo y enseña la teoría a sus alumnos, me imagino que de Arquitectura, para que la apliquen en el ejercicio futuro de su profesión. Pero, visto lo visto, pasar sus enseñanzas a la práctica supone más dificultades que probar la teoría del Big Bang a partir de un acelerador de partículas que recorra media Suiza.

En un esfuerzo de imaginación veo a este señor contratado por alguna Entidad para diseñar esa ciudad perfecta. Este profesional realizaría un estudio de la realidad, un diagnóstico y propondría una serie de soluciones, que según sus palabras serían:

- Olvidarnos de extender el Casco Urbano y rehabilitar lo que tenemos más a mano: nuestras zonas históricas, cuyas viviendas se están quedando vacías.
- En consecuencia, no seguir con esas promociones de unifamiliares cada vez más lejanas del centro y a las que hay que conectarse por medio de una red de autopistas cada vez más (es)tupida.
- No reducir los espacios y construir pisos más amplios.
- Reservar solares para zonas de esparcimiento y ocio
- Devolver al ciudadano la sensación de que el Centro de la ciudad es seguro para vivir.

El primer esfuerzo de la imaginación lo supone que contraten a este buen señor y profesional para pedirle sus consejos. Y ya, el supremo, es que se los tengan mínimamente en cuenta. Cierro los ojos y veo, a un lado, a este catedrático, el último romántico, con su videoproyector y su powerpoint, mostrando la viabilidad de esa ciudad que se reinventa, que no crece caóticamente, que integra a los ciudadanos y a los trabajadores. Al otro lado, en la penumbra de la sala de proyección, los verdaderos ejecutores del urbanismo de nuestras ciudades, a los que no hace falta ennumerar. No miran el powerpoint, sino la calculadora, que está cuantificando las pérdidas por no construir unifamiliares, autopistas y vías de tren, por no recalificar eriales (ya que hay solares y viviendas disponibles en el Centro)...

Y esa voz que surge del fondo de la sala: "Muchas gracias por su informe, sr. Roch. Seguiremos en contacto".



CatPeople

Cat People es el título original de la película de Jacques Tourner, de 1943, que aquí se tradujo como La Mujer Pantera. También se utilizó para su remake de 1982, dirigido por Paul Schrader e interpretada por Nastassja Kinski. En su banda sonora participó David Bowie con su mítico Puttting out Fire, que a su vez se utiliza en Gloriosos Bastardos, de Quentin Tarantino. Esto parece un ejercicio de la Teoría de los seis grados de separación, pero no es más que una introducción chorra a nuestro grupo de hoy: CatPeople (tó junto). Son de Barcelona, por lo que, este caso, lo de Cat puede ir por otra onda. Después de todo este rollo pedante, aún tengo la esperanza de que os guste


____________________________________________________________________________________

EL TRÁNSITO



















En el intervalo de pocos días he estado en Barcelona y Madrid. Dos ciudades grandes que tienen sólo en común el ansia que un montón de sus habitantes muestran por vivir juntos. Aunque, luego, nadie se hable por la calle.

Barcelona me tocó en festivo, con sol y alegría en sus calles.Músicos callejeros, estatuas vivientes y guiris a tutiplén, con su uniformes de bermudas, sandalias y calcetines beige. En cambio, Madrid me recibió en día laborable, lloviendo a mansalva y con cierta tristeza en el ambiente. Gallardón aún sigue buscando el tesoro en las entrañas del distrito Centro y todos los madrileños tienen muchas ganas de que lo encuentre y empiece a tirarse de los pelos por él con Esperanza. El cachondeo castizo da mucho de sí.

En los trayectos en Metro intentaba estar atento a las personas que allí viajaban. Queŕia comprobar la tesis de El Tránsito, el Cortometraje documental ganador de la última edición de CORTEN. Según Elias Leon Simiani, su director, el viaje diario desde el extrarradio donde viven los productores, hasta el Centro, donde éstos producen, es la fórmula perfecta inventada por los hombres más importantes reunidos en el edificio más alto del planeta. El tránsito agota, evita el ocio y aliena a la persona al evitarle pensar. El tránsito ayuda a convertirnos en máquinas de producción, meros supervivientes en la base de una pirámide cuya cúspide está en el ático de ese rascacielos. Elías León tiene una enorme capacidad de observación. Disecciona la realidad en unos instantes fugaces pero repetitivos con los que elabora un conclusión incontestable. En en uno de estos desplazamientos en Metro, mientras pensaba en el documental, los planetas se alinearon y zás... Elías León Simiani me llama por teléfono. Aproveché para pedirle que me enviara los otros tres cortometrajes que preceden a El tránsito, incluidos en una serie de 10 que parece que le llevará el resto de su vida profesional. En cuanto los tenga, os aviso en El Zoquete para verlos en una sesión con palomitas.

No he encontrado El Tránsito en la web para que lo disfrutéis quienes no pudísteis asistir al Festival. Pero sí os puedo traer este corto de Elías que me parece un haiku audiovisual, una joyita engarzada en el aire del desierto. También puedes acceder a una pequeña entrevista con este director.



Por cierto, hablando de casualidades. En la entrega de Premios de CORTEN, nuestro amigo J. Manuel León Meliá entregó el premio al colaborador (y primo) de Elías, que se llamaba... Manuel León.

FANFARLO

Grupo londinense liderado por un sueco. Parece ser que en estos últimos tiempos, un producto sin sueco añadido no tiene valor alguno. Estos chicos no suenan mal. Vienen precedidos por buenas críticas y parece ser que el caduco Bowie quiere darles una oportunidad apadrinándolos. Suenan a Arcade Fire o a Belle and Sebastian, con aportaciones de trompetas y violines. Veremos si encuentran su hueco en el panorama o se quedan en otra promesa más.

LA PARADOJA








Es curioso: defendemos nuestros datos personales con uñas y dientes. Pedimos protección al Estado legislador para que las empresas privadas no nos incluyan en sus insaciables bases de datos. Los funcionarios tenemos que conocer y firmar interminables protocolos para la defensa de los datos de los ciudadanos. Creamos listas Robinson y cuando alguien se acerca pidiéndonos un minutillo para una encuesta “anónima”, pensamos para nosotros “Si, ya, ya.. anónima”

Protegemos a nuestros menores y exigimos que se difuminen sus rostros en las tomas fotográficas o en los telediarios. Para la inscripción de un niño en cualquier actividad, nos presentan unas fichas en las que un cuarto es para sus datos y otros tres para una relación impresionante de artículos de la Ley de Protección de Datos y de la Ley de Protección al menor. Solicitamos a los padres su permiso para que los niños puedan salir de forma identificable en fotos de algún folleto informativo. En caso de demanda, ese permiso podría llegar a ser papel mojado. Finalmente, decidimos publicar imágenes con niños a un par de kilómetros de distancia, intentando que no se distingan unos de otros.

Supongo que todo esto es el producto, como siempre, de un mal uso de algo que tradicionalmente habíamos basado en la confianza, contínuamente desmentida, en la bondad humana. Pronto pasaremos, de la alegría de buscar ese periódico donde salen nuestros niños en la castañada o en el cuentacuentos, a ese desasosiego por el temor a que alguien utilice su rostro en un perverso fotomontaje.

Si, ya, me diréis. ¿Y dónde está la paradoja del título? Pues en el hecho de que, si los adultos nos la cogemos con papel de fumar, a los menores todo esto se la trae al pairo. Si nos damos una vuelta por las llamadas redes sociales (Tuenti o Facebook, por ejemplo) vemos que la intimidad y la defensa de los datos personales acaba siendo un cuento chino. El pudor por exhibir todo tipo de datos, fotos y acontecimientos es realmente escaso. Agregan a su página a los amigos de los amigos de los primos sin mucho remilgo y con nula prevención. Exponen lo que han hecho el fin de semana y lo que harán en el siguiente. Actualizan, en tiempo real, con sus teléfonos móviles, cualquier cambio de actividad. Y toda la intimidad que, desde sus padres, la Administración o los medios de comunicación se ha intentado proteger, se va a tomar por saco.

Y la Protección de Datos y la Ley del Menor choca con otra paradoja: el derecho a su intimidad personal. Y, hala, a legislar otra vez y a intentar poner puertas al campo. Mientras tanto, un consejillo: no les adelantéis a vuestros hijos cuándo os vais (con ellos) de vacaciones hasta última hora. Los amigos de los amigos de los primos tardarán un poco más en saber cuando tendréis la casa vacía.


UNA VOZ Y UN WOK

Hay una amiga seguidora de este blog cuyo gusto musical y estético es de mi total confianza. Así que cuando aconseja escuchar algo en su Facebook, allá voy con una fe ciega. Y no me falla nunca. Si por algo actualizo mi cuenta es por disfrutar de la novedad que propone.


Aquí tenéis a la que será una de las voces más populares en los próximos meses. Eso, o es que ya estamos invadidos por los ultracuerpos de Vale Music.

En este clip no sólo disfrutamos de la maravillosa voz de Silvia Pérez Cruz, sino que también podemos aprovechar una lección magistral de toque de HANG, que es esa especie de wok. Es un instrumento de reciente creación , entre melódico y rítmico que acompaña a todo el que se precie ahora de alternativo y original. Una voz y un cacharro que darán mucho que hablar.



Y muchas gracias, Mika

LOONEY TUNES PIRATAS



















Cada domingo, desde varios dominicales, se nos surte de una variada oferta de DVDs infantiles. Looney Tunes, Cuentos Clásicos, La Pantera Rosa, etc. Son baratos y agradables, inocentes y clásicos. Pero alguno de ellos contienen una trampa tremebunda. Al comienzo, sin previo aviso y como mascarón de proa, el Ministerio de Cultura y la innombrable nos lanzan un spot de unos 50 segundos y que,digamos suavemente, no es muy apto para niños de 4 años.



Yo pensaba, ingenuamente, que no iban a ser capaces de insertarlo antes de historias infantiles. Sí lo había visto antes de toda película comprada o alquilada, pero no lo esperaba en las destinadas al público infantil. Es un anuncio que, de por sí, ya me parecía absurdo e inútil. Lanzan esos mensajes no muy subliminales de pirata = ladrón = criminal, etc. Me cabreaba que no pudiera pasarse acelerando la imagen o pasando al siguiente capítulo. Es un spot cabezota y furibundo. Pero, vamos, que te lo planten antes de Caillou o los Teletubbies... ¡Manda huevos!

Y yo ahí, dándole al forward con frenesí. Y mi hija con ojos como platos, preguntándose por qué ese señor tan malo quiere romper el cristal de un coche y otro roba un bolso. ¿Y por qué también es un ladrón el que copia una película? Preguntas infantiles sin respuesta.

Y ahora ¿qué estoy haciendo? pues copiar el máximo de películas en un sólo DVD, utilizando la opción de eliminar ese anuncio. Estoy convirtiendo DVDs comprados en copias piratas ¡Toma ya! Si es que es imposible encontrar mayor imbecilidad por fotograma.

EL FRIKI - VIDEO

No me preguntéis cómo llegué a este pedazo de vídeo, porque no me acuerdo. Supongo que en otra de esas noches ante el capítulo cuatrocientos y pico de Cuéntame. Pero no me digáis que no es divertido.

Betty Misiego ganaba por 1 punto, pero le tocaba votar a España, que cerraba el concurso. Y dio sus 10 puntos a Israel, quien a la postre fue la ganadora. Emoción hasta el final y el buen rollito hispano de siempre (que hubiera tenido la misma oportunidad Italia...Ja). Sinceramente, en mi pubertad, yo era del rollo Uribarri y estas cosas de los festivales me daban morbillo y me mantenían fiel a la pantalla que ya era a color.

De la Misiego, sólo me viene a la mente un vestido blanco, niños alrededor y aquel moño tirante. Pero lo que más recuerdo es a este grupo y a esta canción. Con ese punto Boney M y con una carencia de sentido del ridículo, propia de aquellos años, aquí tenéis al grupo alemán Dschinghis Khan con su canción "Dschinghis Khan".


SU PREMIO, GRACIAS














En su rueda de prensa en San Sebastián, se le preguntó a Ang Lee algo así como si estaba preparado para la carrera hacia los Oscars de este año. Y él contestó que aún no sabía si tenía muchas ganas de recorrer la distancia de 15 pollos para llegar a las nominaciones. La explicación es sencilla: 15 son las comidas, cenas o recepciones que estaban contratadas por la productora para promocionar «Taking Woodstock» y como lo único que cumplía con todas las correcciones políticas y religiosas era el pollo, ya veía su futuro en forma de alitas y muslos crujientes. En esta respuesta estaba también implícito un mensaje escéptico sobre el mercado de los premios y galardones en el mundo del cine.

Entre los críticos acreditados en los Festivales también existe una Ley de Murphy: aquella película que no se ve (y normalmente es porque tiene pinta de truño y no se hace un esfuerzo inhumano por ir a verla) acaba siendo la galardonada con el Gran Premio. De ahí esa ansiedad por correr de una sala a otra y terminar el día con sólo un café y un pincho de tortilla revenido. Hay que verlo todo, porque Murphy era un maldito cachondo.

Y también está implícita la desconfianza en los criterios del Jurado para conceder los premios. Los Jurados, por definición, no son el público, ni la crítica especializada. De ahí que haya un premio del Jurado, otro de la crítica y otro del público. Perogrullo puro. Y nunca coinciden. Y hay que repartir para que (casi) todo el mundo quede contento . Y en este reparto viene la hecatombe.

El Festival de San Sebastián parece ser que no se ha librado de todo esto, ni de leyes murphianas ni de palmareses curiosos:

  • El Gran Premio (Concha de Oro) para lo que parece ser un gran descubrimiento, para City of Life and Death,de Lu Chuan.
  • Premio especial del Jurado (que estaba presidido por el francés Laurent Cantet) para uno de los grandes pestiños del mundo mundial, la francesa Le refuge, de François Ozone. Obviamente, soy un zoquete subpirenaico que no tiene la sensibilidad por lo chic y lo supreme de ver a dos pijos inyectándose jaco en la yugular.
  • Mejor director, Javier Rebollo, por La mujer sin piano. Me suena que había por ahí pulando un tal Campanella y otro tal Lu Chuan que rodaron dos enormes piezas de artesanía. Me temo que el recorrido de La mujer sin piano por las salas será fané y descangallado.
  • Mejor actriz, Lola Dueñas por Yo, también. No la he visto y no puedo opinar.Su trayectoria profesional es magnífica, pero también andaba por ahí una tal Julianne Moore que, como siempre, lo borda (Chloe)
  • Mejor actor, Pablo Pineda por Yo, también. Parece ser que este chico no ha sido ni será ya actor. Tampoco puedo opinar, pero tiene que ser la repera y contar con algo que se me escapa para levantarle el premio a Robert Duvall o a Ricardo Darín, éste en el papel de su vida.
  • Premio del Público, para Precious, de Lee Daniels. Sin objeción. Cualquiera lleva la contraria a una nota de 9,7. Pero, a ver, que no me entero. Esta pelicula no estaba en la Sección Oficial. ¿Qué vota el público, la Oficial + Zabalegi + Perlas de otros Festivales?
  • Y El Secreto de sus ojos ni un sólo premio, ni una mención...

Ya lo dije la en la anterior entrada: un zoquete en el Festival de San Sebastián. Pero en el siguiente, no me la dan, que ya me estoy estudiando todos los artículos de la Ley de Murphy.


Nota. No está de más darse una vuelta por las crónicas de un crítico consagrado y de otros amigos de los cuales me fío mucho más: mis compañeros en la pensión de Donosti, el gran José Manuel León Meliá y el no menos grande David Garrido Bazán.



EL ZOQUETE EN EL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN




















Resumen rápido: una agotadora gozada.

Versión larga: en realidad han sido muchas las sensaciones obtenidas y va a ser difícil resumirlas. Pero allá vamos.

En un principio, mi intención era aprender cómo hacían las cosas los maestros del mundo festivalero. Es nuestro único certamen cinematográfico de serie A y eso son palabras mayores. Gracias a la impagable ayuda del amigo José Manuel, conseguí una acreditación de esas que te dejan entrar hasta (casi) las entrañas del monstruo. Y allá que me fui.

En cuanto paseé por la Avenida de Zurriola, invadida por esos enormes cartelones, y entré en el Kursaal ya supe cual era el pilar principal del Festival: la pasta gansa. Jóvenes impecablemente vestidos, coches de lujo que van y vienen trayendo estrellas, un desparrame editorial e informativo que cae en tus brazos como el maná y una organización sincronizada que encaja cada pieza de su engranaje a la perfección.

Tardé un par de minutos más en darme cuenta de cual era el segundo pilar de este enorme edificio: el cariño inmenso de los donostiarras por él. Antes muertos que sin Zinemaldia. Se nota que ya les enseñaron los colmillos cuando estuvieron a punto de desposeerles de esa categoría A. Y eso les dio mucho «yuyu». San Sebastián rezuma Festival. La ciudad es un puro plató de cine; las proyecciones se abarrotan; las apariciones fugaces de las estrellas causan furor; las filas se forman con ilusión y paciencia, sin ningún tipo de tensión. Aquello es una verdadera fiesta cultural. Cualquier película del kurdistán se disfruta o se padece con pasión... Conozco más de un sitio donde la proyección de una película ganadora de Berlín o Venecia quedaría «suspendue». Ya no te digo probar otros experimentos audiovisuales.

Tres días a cinco películas diarias (excepto el domingo, que fueron cuatro porque a doce bigardos les dio por jugar la final del Eurobasket). Sinceramente, jamás había visto tres películas seguidas.Mi record estaba en una temporada completa de «Perdidos» entre pecho y espalda. Tenía auténtico pavor por dormirme y roncar entre la tribu de críticos criticones que me rodeaba (Por cierto, como chiste malo, entre ellos también había muchísima pasta: a ver si varían los modelos de gafas, que parecían del uniforme de un «indie» en Sonorama). Temía ese momento en el que no pudiera aguantar la verborrea de alguna película francesa y tuviera que huir vergonzosamente, pisando los callos de mis compañeros de fila. Pues no, oye. Como un campeón. Y eso que hubo pestiños como esas dos películas (galas tenían que ser) que nos endosaron después del madrugón del segundo día.

Pero pude ver películas muy buenas. Magníficas. De verdad que tenía muchas ganas. Estaba ya muy enfadado con el cine. Pocas, poquitas cosas me habían emocionado estos últimos años. Apenas hallaba motivos para quitarme las pantuflas y acercarme a las salas. Sin embargo, me acabo de reconciliar. Vuelvo a creer en el cine como arte que te aporta alegría, sufrimiento, decepción y fe en las personas. Historias bonitas y bien contadas que te muestran diferentes mundos y puntos de vista.

Como no quiero aburriros en El Zoquete, paso las crónicas de las películas a los amigos de Kulechov (ya que soy el socio 37, aunque siempre pierda el carnet) a ver si se animan a publicarlas. Daos una vuelta por ahí y espero ayudaros a invertir 6,50 Euritos para la próxima vez que os animéis a ir a ese mundo con el que ya he hecho las paces: EL CINE.

P.D. Que sí, que sí. Entre codos, sobacos, nalgas, cables y cámaras, pude ver a Brad Pitt. A menos de 10 metros. Tengo una foto que no lo demuestra porque la puñetera cámara no disparaba el flash. Se puede ver un hombro y un borrón. Pero os juro por Obi Wan Kenobi que era él. ¿Y cómo es él? Guapo y tipazo, mucho mejor al natural. Elegante y con un saber estar innato. ¡Cómo aguantó a todos!. ¿Y Tarantino? Un superclase. Yo de mayor quiero ser como él: un tío que hace lo que le sale de las gónadas y encima le pagan y le pelotean.

Bueno, bueno. Ahora, a pasarse por El Efecto Kulechov.

A LA VEJEZ, DEPORTE















Hace unos pocos días, desempolvé la bicicleta, le dí dos litros de 3 en 1 a la cadena, le quité la etiqueta al maillot del Lidl que compré en 2003 y me lancé a la Vía Verde. Todo un acto de heroísmo tendente a despilfarrar calorías , en combinación con un afán suicida y cíclico que se repite en el inicio de cada curso escolar.

La tercera salida fue un domingo y a las 9 de la mañana ya estaba pedaleando con la vista puesta en Yerga. ¿Y con quien me encontré? Pues sí, con mucha gente con la que coincidía hace 15 años a la misma hora y el mismo día de la semana... pero en otro sitio y otra situación: en el Viana, desayunando, después de cerrar el último Pub. A varios de ellos apenas los había visto en este periodo. Quizás habíamos coincidido en unos hinchables o en algun cumpleaños en el Trompín. En fín, todos estamos pasando por uno u otro momento del proceso de crianza con el consiguiente abandono de la "vida loca". Y ahí andábamos, en plena naturaleza y quemando las toxinas de tantos años de acción. Si alguien nos hubiera dicho hace tres lustros que estaríamos un domingo por la mañana echando el bofe por un esfuerzo deportivo, lo hubiéramos enviado al carajo (o a por otro carajillo).

¿Y qué me vino a la mente? Pues os vais a reir de la tontería. Me imaginé el momento de comer un yogur: cuando somos jóvenes lo comemos a cucharadas, con ansiedad, sin apenas degustarlo. Pero cuando ya llevamos más de la mitad, metemos varias veces la puntita de la cucharilla (sin cachondeo ¿eh?)) y miramos con tristeza el fondo de la tarrina. Y al final, raspamos las paredes hasta el último resto. Quizás esta tendencia deportiva es un intento ingenuo de que el yogur nos dure más tiempo. O puede ser que ahora sea el momento de menear el músculo y no tocaba cuando éramos más jóvenes.

Quien sabe. Por si acaso, guardad la tapa del yogur para dar el último lametón.

Nota: obviamente la foto de arriba no está tomada en nuestra Vía Verde. No han colocado esos pivotes negros y amarillos.

ECHEMOS UNAS RISAS

Otra pata de la gran mesa de la canción de humor. LOS DEL GAS se han prodigado en discretas visitas a Calahorra. Como pasó con Los Berzas o Ixo Rai, pocos, pero afortunados han sido los que han degustado la miel de su cachondeo, que se funde con una ejecución musical fuera de serie. Los misterios (o necedades) de la industria discográfica no han dado bola a estos grupos. Y aquí, estamos, huérfanos de grupos de fiesta y birra, a merced de triunfitos y lolailos.

El primer vídeo, porque va clavado con la entrada de hoy. Y el segundo, porque sí.







Ah, se me olvidaba. En estos casos, las opiniones suelen ser de lo más dispar.Pero os vuelvo a recordar aquello de las opiniones y el culo, y a mí, esta idea, me ha parecido cojonuda.

EL MOMENTAZO














Si os acordáis, allá por el mes de mayo hablábamos del enorme proyecto del Festival Luna Lunera de Sos del Rey Católico. La cantidad y la calidad de artistas que se dan cita cada año es asombrosa. Y todo lo relacionado con su organización debe exigir sin duda un esfuerzo enorme. Cierta culpa de ello tienen unos amigos de verdad que tenemos por allí y que (eso dicen) leen cada entrada de este blog. Hace un par de días me llamaron. Me preguntaron por qué no había ido al concierto de Vetusta Morla y Marah... y yo tenía la simple excusa de que aquel día no tenía coche.

Bueno, como castigo por no haber ido, me contaron


¡Cojonera! Yo, de adolescente, soñaba que los Beatles se volvían a reunir y tiraban un dardo sobre un mapamundi y acertaban justo en Calahorra, donde hacían su único concierto; o que Deborah Harry, se perdía por esta zona y llamaba a mi casa para que la invitara a comer, a cambio de un Heart of glass en acústico... Fantasías de esas. Sueños imposibles por tener un momentazo de gloria.

Y mirad, a estas alturas de la historia (y en espera de que Cameron Díaz venga a la clausura del Festival de Cortometrajes), lo ocurrido en Sos es lo más cercano a ese momentazo que podía haber tenido este año. Y me lo he perdido. Bueno, por ahora no me cortaré las venas y me las dejaré largas.

Si, ya, había gente de Calahorra. Como en todos los sitios a los que vayamos.

Chaqueta al hombro, así llamaba Deborah a mi timbre



LLEGÓ EL DÍA

Ya no hay vuelta atrás. Adelante y que seas todo lo feliz que te mereces. Todos estos años que han pasado desde que te tuvimos como pipiolo en el Campamento han servido para formar un buen chaval. Ahora das un bonito paso en la vida y seguro que acertarás. Un abrazo también a tus padres y a la chica del Baix Camp. Y eso... que seais muy felices.

QUERIDOS MAESTROS


















En especial, los que leéis este blog:

EL ZOQUETE os desea una feliz vuelta al trabajo, 76 días después.



ESA FRASECITA

De nuevo os traigo a Klaus & Kinski, verdadera sorpresa musical de este año. No sé a vosotros, pero a mí me dicen al oído esa frasecita que se puede escuchar a partir del minuto 1:57" y, buf, no sé, no sé...



CUIDADÍN CON LOS NIÑOS

No les regaléis todo lo que pidan para su cumple




Y ya está, que hoy estoy muy vago.





EL AZAR














Esta noticia acerca de una suicida que, en su caída, arrolla y mata a un peatón me ha recordado inmediatamente a la introducción de MAGNOLIA. ¿Qué nos puede deparar el azar? ¿Todo es cuestión de una causa y un efecto o nuestra vida (y nuestra muerte) depende del capricho de un duende juguetón? ¿Tendremos nuestro destino ya marcado a fuego y, por lo tanto, el libre albedrío se irá a tomar por saco? Buenas preguntas a las que desde los estoicos, pasando por los escolásticos, los existencialistas y finalizando por los heavy-metal, aún les estamos dando vueltas.

Nos preparamos para nuestro futuro desde pequeñitos; planificamos cada minuto de nuestros hijos en la confianza de que les diseñaremos un bonito porvenir; intentamos tener todo controlado y huimos de la improvisación como de la peste. Y al final va a ser que todo depende de un click del destino, un chasquido que cambia tu vida para siempre.

Porque, en definitiva, es el azar el que te trae aquí desde el limbo y no a Guinea Bissau o a Ohio. También te lleva a chocar en ese sitio y a esa hora con la que será tu pareja, con la que (a partir de un espermatozoide y no de otro compañero entre varios millones) tendrás esos hijos y no otros, que a su vez conocerán a sus parejas en otro choque singular.

Pero tenemos un chip en alguna zona de nuestro cerebro que nos evita abandonarnos al azar o a ese "aquí me las den todas". Conservamos el instinto del cabezota que está convencido de que nuestro futuro lo fabricamos nosotros y no el duendecillo cachondo. Y tiramos para adelante con una fe en nosotros mismos que, observada por una especie alienígena, parecería alucinante.

Somos curiosamente pertinaces, aunque quizás estos días caminemos más arrimaditos a la pared.

Disfruta de estos minutos azarosos y maravillosos del prólogo de Magnolia.

HABRÁ QUIEN NO LO ENTIENDA



Y ahora no se trata de llenar un hueco enorme. No es cuestión de suplir una presencia por otra. El cariño, como sentimiento, no se puede explicar ni razonar. Está ahí por un flechazo, por el día a día, por una ceguera loca o porque sí. Así que, qué os voy a contar para que os hagais una pequeña idea.

Desde aquel día en el que llegué tarde y tuvieron que dejarte en el escaparate de la tienda, hasta que a la mañana siguiente pasara a recogerte. Los dos ahí, con nuestras narices pegadas al cristal mirándonos; dos desconocidos aún el uno para el otro, pero condenados desde entonces a disfrutar 10 años juntos.

Pasando por aquella noche en que te tuvieron que extraer dos enormes piedras que te habías tragado. Una noche en vela pendiente de tu respiración, de que no sucumbieras a la anestesia. Soló una noche a cambio de las miles en que velaste nuestros sueños.

Y aquellos largos paseos por la montaña o por esos campos en los que reconocías el paso de otro colega tuyo. Y esos juegos que nunca negaste, con paciencia infinita, a todos los niños que se te acercaron. En fin…

Habrá quien no lo entienda. Habrá quien piense que sólo sois chuchos y que este vacío que nos dejas se puede llenar con una tortuga, un hamster o un tamagochi. Como ya he dicho, el sentimiento se comparte, no se razona.

Espero que nos perdones por haberte llevado a dormir tan pronto. Sé que, a pesar del dolor, te habrías quedado hasta el final de la película. Pero en ésta, el bueno no gana.

FELICES FIESTAS

Alineación a la izquierda

Y a disfrutarlas, porque no son otras más. Son las de este año. Y después... que nos quiten lo bailao.

Aunque no sea el 15 y sí el 25, aquí tenéis el vídeo festero por excelencia. Y otro día hablamos de IXO RAI, que hay para rato.







EL COTILLA DIGITAL










LOS VIGILANTES: el Teide no pierde de vista al gran observatorio que, a su vez, procura que las estrellas no se desparramen demasiado por el cielo. (Pincha en la foto)

No sólo de Youtube vive un cotilla cibernético como el que os escribe. La labor de husmear en el aire de la Red te suele zarandear de un lado a otro. Mucha morralla y cientos de truños visuales te asaltan por cualquier esquina. Pero el esfuerzo merece la pena. En primer lugar, porque no es un trabajo, sino un placer; en segundo lugar, porque la recompensa suele ser enormemente gratificante.

Todo comienza dándole a San Gugel. Te pones en Imágenes y le plantas, yo que sé, "arquitectura moderna" o "auditorio". Y empiezas a alucinar, a abrir y cerrar, a guardar en Favoritos, a clasificar las Fotos en diferentes archivos... Una locura.

En una de esas búsquedas al azar di con esta página de Gunther Müller. Es una colección enorme de fotos de Tenerife. Varias de ellas son de una belleza extrema, de la que te produce a veces ese síndrome de Stendhal. Personajes,tradiciones, edificios, paisajes de mar y montaña. Cientos de imágenes de una isla pequeña pero que a todos los que nos hemos arrimado por allí (y alejado de sus tópicos, gracias, Lola) la llevamos en la retina y en la memoria.

Ten cuidado, porque Herr Müller tiene más colecciones de imágenes: de Valencia, de la Toscana o de Lisboa. Y enganchan mucho. Y ya si buceas por el inmenso océano de Fotocommunity, me odiarás por haberte inoculado el veneno de esta página. Disfruta.

AMOR DE VERANO

Amor post-adolescente intenso y fugaz, como la llama de una vela en el quicio de la puerta. Como viene, se va, pero queda el recuerdo imborrable.

Era 1983 y sólo faltaba una semana para cruzar otra puerta: la de la Universidad. Un momento mágico y lleno de incertidumbre: ¿qué habrá allí?, ¿con quien me encontraré?, ¿estaré solo o alguien me echará una mano? Bueno, qué más da. Allí estaba ella y cantaba sólo para nosotros dos esa canción de un sólo color: el rojo de los 99 globos. Y allí estaba yo, atento, con el dedo tembloroso en el REC de aquel mando a distancia que se unía con un cable al primer VHS Mithusbishi que compró mi hermana. Un día tras otro, se sucedían los video-clips sin que ella acudiera a la cita. El corazón en un puño, sin grabar otro clip en la puñetera cinta. Quería que aquél fuese el primero, y así poder rebobinar las veces que hicieraa falta . Ella tenía que estar allí, siempre preparada para esa canción.

Pasaron diez días y fue después de Let´s Dance de aquel desaborío Bowie. Y, zás, cazada. 4 minutos que podía repetir las veces que quisiera. Ahora toda esta magia se ha perdido con las búsquedas instantáneas en la Red. Otro cosquilleo que ya no podrán sentir nuestros hijos.



Pasaron los años. Nena (Gabriele Susanne Kerner) y 99 Luftballons fueron incluidos en esa cruel lista de los One hit Bands. La verdad que lo tenían crudo. Cantaban en alemán. Pero bueno, lo siguieron haciendo en su país con un éxito local, pero constante. Cuando tuve la oportunidad, como soy zoquete y cabezota, una vez que tuve un blog y el arma de youtube, me dije, ¿por qué no? Y ahí estaba. Otro estilo y unos añitos más, pero inasible y fugaz, como todos los amores de verano.



Se me olvidaba: Wikipedia te permite ver quien nació el mismo día que tú. ¿A que no adivináis con quien comparto cumpleaños?